Smaller Default Larger
× Exprese sus opiniones sobre los temas del mundo de la discapacidad que más le interesan.

Solicitar gran invalidez con 69% minusvalía hace 23 años

Más
3 semanas 4 días antes - 3 semanas 4 días antes #25544 por Jorge
Jorge Publicó: Solicitar gran invalidez con 69% minusvalía hace 23 años
Buenas noches,os explicó mi caso tengo 45 años y reconocida una pensión por incapacidad permanente absoluta por lesión medular c5c6c7 por enfermedad y con grado del 69%, desde 1996 y cada día estoy peor y me divorcie hace 1 año y ahora mi hermana es la que me ayuda en el día a día para mis cosas,mi pregunta es tengo derecho a la gran invalidez?y que requisitos tendría que aportar o hacer para obtenerla?,y cual seria la cuantía a recibir? ahora mismo cobro 1020 e.
Gracias espero alguna respuesta
Un cordial saludo
Última Edición: 3 semanas 4 días antes por Jorge.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

  • Daniel Pérez
  • Avatar de Daniel Pérez
  • Fuera de línea
  • Navegador Platino
  • Navegador Platino
  • NO SOY ABOGADO, NI ASESOR, NI MÉDICO.
Más
2 semanas 6 días antes #25555 por Daniel Pérez
Daniel Pérez respondió el tema: Solicitar gran invalidez con 69% minusvalía hace 23 años
¿Qué es la gran invalidez?
Se entenderá por gran invalidez la situación del trabajador afecto de incapacidad permanente y que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesite la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos (artículo 194.6 LGSS).

La gran invalidez es la situación en la que el inválido precisa de la asistencia de tercera persona para realizar los actos más elementales de la vida diaria (vestirse, desplazarse, comer, lavarse, etc.). Por acto esencial para la vida diaria hay que entender todo aquel que sea preciso para la satisfacción de una necesidad primaria e ineludible, para poder fisiológicamente subsistir o para ejecutar aquellos actos indispensables en la guarda de la seguridad, dignidad, higiene y decoro fundamentales para la humana convivencia (TS 23-3-88, EDJ 2476). Su enumeración es meramente enunciativa y basta la imposibilidad de realizar uno de ellos sin ayuda externa para que se pueda calificar la gran invalidez (TSJ Cataluña 15-3-93; TSJ C. Valenciana 31-1-12, EDJ 75847); como: no poder satisfacer una necesidad primaria (TS 30-1-90, EDJ 831), no poder vestirse, desvestirse y deambular de manera prolongada (TS 17-6-86, EDJ 4198); o el enfermo obligado a mantener gran reposo (TS 3-4-82). Tampoco es preciso que la necesidad de ayuda sea permanente y continuada (TS 23-3-88, EDJ 2476), como la imposibilidad de colocarse la prótesis de la pierna sin la ayuda de otra persona (TSJ Cantabria 5-4-00, EDJ 117419). Sin embargo, no se considera gran invalidez la mera dificultad en la realización de los actos esenciales para la vida (TS 19-2-90, EDJ 1715).

La Sala Cuarta del Tribunal Supremo, conceptúa la gran invalidez como la situación del que, en razón a las graves dolencias que le afectan, con los consiguientes disfuncionalismos, se haya imposibilitado de realizar por sí los actos esenciales de su vida fisiológica e integral, necesitando en todo caso la ayuda de una tercera persona “para los actos que exige la dignidad humana” (SSTS de 9 de febrero y 14 de julio de 1989).

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Sala de lo Social, en Sentencia 285/2015 de 12 Mar. 2015, Rec. 1143/2014, Ponente: Montiel González, José (LA LEY 22736/2015) afirma que “Como ya se dijo por esta Sala en su sentencia 231/2012, de 1 de marzo de 2012 (LA LEY 23415/2012), rec. 134/12 , la situación de gran invalidez necesariamente hay que conectarla con la enumeración que de los actos esenciales de la vida se formula en el art. 137.6 de la LGSS (actual artículo 194. 6 LGSS), siendo meramente enunciativos tales actos, ya que incluso la propia norma recurre a la analogía; debiendo entenderse que basta la imposibilidad de realizar uno cualquiera de tales actos esenciales para que, dándose la necesidad de ayuda externa, se pueda efectuar la calificación de gran invalidez (SSTS 16-3-1988, 29-3-1980 y 14-3-1972); describiéndose, en la jurisprudencia, el acto «esencial para la vida» como el preciso «para la satisfacción de una necesidad primaria e ineludible, para poder fisiológicamente subsistir o para ejecutar aquellas actividades indispensables en la guarda de la seguridad, dignidad, higiene y decoro fundamental para la humana convivencia» ( SSTS 26-6-1978 , 19-1-1984 y 27-6- 1984).

La cuantía de la pensión por gran invalidez estará formada por el importe de la pensión que corresponda por incapacidad permanente (total o absoluta), incrementada con un complemento destinado a remunerar a la persona que atienda al beneficiario.

Importe del complemento:

Será el resultado de sumar el 45% de la base mínima de cotización vigente en el Régimen General en el momento del hecho causante, cualquiera que sea el régimen en el que se reconozca la pensión, y el 30% de la última base de cotización del trabajador correspondiente a la contingencia de la que derive la situación de incapacidad permanente. En ningún caso, este complemento podrá tener un importe inferior al 45% de la pensión percibida -sin el complemento- por el trabajador.

En los casos de accidente de trabajo o enfermedad profesional:

Las pensiones se aumentarán, según la gravedad de la falta, de un 30% a un 50% cuando la lesión se produzca por máquinas, artefactos o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los dispositivos de precaución reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones, o cuando no se hayan observado las medidas de seguridad e higiene en el trabajo, o las elementales de salubridad o las de adecuación personal a cada trabajo, habida cuenta de sus características y de la edad, sexo y demás condiciones del trabajador.

A efectos del cálculo del recargo, se incluye el complemento de gran invalidez destinado a remunerar a la persona que atienda al gran inválido. Dicho recargo recae directamente sobre el empresario infractor.

No será de aplicación a los empleados de hogar el recargo de las prestaciones económicas en caso de AT y EP por falta de medidas de prevención de riesgos laborales.

En los casos en que el trabajador, con 65 años o más años, acceda a la pensión de gran invalidez, derivada de contingencias comunes, por no reunir los requisitos para acceder a la pensión de jubilación:

El porcentaje aplicable será el que corresponda al período mínimo de cotización que esté establecido, en cada momento, para el acceso a la pensión de jubilación.

Actualmente, dicho porcentaje es del 50%, que se aplicará a la base reguladora correspondiente de la pensión, pero no al complemento.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.179 segundos